Seguro que has escuchado que hay que tener especial precaución en los parques en época de las orugas procesionarias. Te contamos qué son y porqué son tan peligrosas para nosotros y nuestras mascotas.

Mira el siguiente vídeo, Sandra Carrasco explica en el programa Info-K la problemática con las orugas.

¿Qué es la oruga procesionaria?

La oruga procesionaria pertenece a los invertebrados de la familia de los lepidópteros.

Cuando llega el otoño se prepara para la llegada del frío construyendo nidos de seda en la copa de los pinos. Dependiendo de la zona esta etapa puede durar 1 mes, en zonas cálidas, y hasta 3 meses, todo el invierno, en zonas más frías.

El Putxet Veterinario barcelona pino con nido de orugas
Nido de Oruga Procesionaria

Cuando empiezan a subir las temperaturas la oruga procesionaria baja al suelo para buscar un hueco para transformarse más tarde en mariposa nocturna. La oruga procesionaria, o procesionaria del pino, debe su nombre a su manera de desplazarse por el suelo: como en procesión, se mueven de manera perfectamente alineada lo que suele llamar la atención de niños y mascotas.

El Putxet Veterinario barcelona procesionaria del pino formando una hilera en el suelo

¿Por qué es tan peligrosa la oruga procesionaria?

La oruga procesionaria cuenta con 2 tipos de pelos: unos más largos y blanquecinos que se ven a simple vista, y otros más cortos de color naranja que libera al sentirse amenazada.  

El Putxet Veterinario barcelonaoruga procesionaria de cerca

Miles de éstos pelos anaranjados son liberados al ambiente pudiendo entrar en nuestras vías respiratorias o las de nuestras mascotas. Además si se parten liberan una sustancia altamente tóxica, la thaumatopina.

Los efectos del contacto con orugas procesionarias son más escandalosos en niños y en animales. A las personas adultas nos causaría enrojecimiento en la zona, picor y quemazón, a  no ser que tengamos algún tipo de hipersensibilidad especial o desarrollemos una reacción alérgica.

¿Qué hacer ante una picadura de oruga procesionaria?

Como ya hemos comentado, los perros suelen sentirse muy atraídos por éstas hileras en movimiento. Además suelen intentar chuparlas lo que produce daños graves en la lengua y en la boca.

Podemos intentar retirar los pelos de la zona que ha estado en contacto pero sin perder demasiado tiempo ya que si se produce una reacción alérgica se deberán emplear medicaciones lo antes posible. 

Si la lengua reacciona y se hincha puede producir dificultades respiratorias en nuestra mascota.

Nuestras recomendaciones

En época de oruga procesionaria intentemos no llevar a nuestro perro suelto por los parques dónde hayan pinos. Para evitar disgustos es mejor prevenir que puedan entrar en contacto con la oruga procesionaria.

Si nuestro animal ha estado en contacto debemos acudir rápidamente a un veterinario para que lo examine y le administre la medicación que crea necesaria.

Si observas algún parque con abundantes nidos de oruga procesionaria en los pinos lo aconsejable es llamar al ayuntamiento de la ciudad o pueblo donde te halles para avisar y así puedan poner remedio a esta plaga invasora tan peligrosa. 

Suscríbete a nuestro PetBlog para no perderte ningún artículo interesante.

Infórmate sobre nuestros Planes de Salud Anuales para proteger a tu mascota en todo momento